5 cosas a evitar al implementar microlearning

|

El microlearning, o microaprendizaje, es un término de moda ampliamente utilizado en el sector elearning. Puede parecer que al dividir el contenido de aprendizaje en fragmentos de 3 a 5 minutos se resuelven los problemas más graves de los departamentos de Formación, como la participación del alumno, la falta de tiempo e incluso el lapso de memoria del alumnado.

La mayor parte del ruido que genera ignora, de forma blasfema, tres aspectos estratégicos del microlearning: el diseño de contenido, el diseño de aprendizaje y la entrega de aprendizaje. Y al hacerlo, a sabiendas o sin saberlo, se está socavando el verdadero potencial del microlearning. El microlearninges una estrategia de aprendizaje disruptiva que va mucho más allá de la fragmentación del contenido.

Lamentablemente, la mayoría de los proveedores promocionan el microlearning como un producto o solución estándar que se puede usar, a modo de lámpara de genio, para resolver todos los problemas de aprendizaje y desarrollo en las organizaciones.

El microlearning no es una solución tecnológica; es una estrategia de aprendizaje y debe implementarse como tal.

Por lo tanto, no compremos un producto de microlearning (herramienta de creación o plataforma de entrega) antes de implementar nuestra estrategia de microlearning.

Dejemos que nuestra estrategia decida la tecnología que vamos a necesitar. Pero, ¿cómo elaborar estrategias para implementar el microlearning?

  • Comenzaremos con nuestros alumnos, haciendo un análisis profundo de lo que hacen en su día a día.
  • Dividiremos todas las áreas de conocimiento enfocadas en objetivos a nivel de tarea.
  • Una vez tengamos los objetivos de nivel de tarea, realizaremos encuestas pidiendo a los alumnos que califiquen su nivel de comodidad para cada tarea que están realizando.
  • Involucraremos a los responsables de equipo y les pediremos su propia calificación para las tareas. Elegiremos a los que tengan la menor calificación para comenzar con nuestro piloto. Sí, un piloto.
  • El microlearning nos permitirá «fallar rápido y barato». Por lo tanto, aprovechémoslo al máximo para mejorar nuestras iniciativas de aprendizaje de manera continua.

Las 5 cosas que debemos evitar al implementar el microlearning

1. No fragmentar el contenido, rediseñarlo.

El microlearning no implica dividir el contenido de aprendizaje existente en trozos pequeños. ¿Serviría para ese propósito arrancar páginas de un libro y dárselas a los alumnos para que lean una página cada día? Seguro que optaríais por reescribir el libro y crear pequeños cuadernos con un propósito específico para cada uno de ellos.

Del mismo modo, deberíamos rediseñar el contenido digital para nuestras iniciativas de microlearning. Al rediseñar, concentrémonos en el resultado de aprendizaje de una pieza de contenido individual. Cada pieza de contenido debe proporcionar valor a los alumnos y responder a la pregunta ‘¿Cómo conseguiré “esto”?’.

Consejo: ¡Etiquetemos nuestros recursos de aprendizaje para poder localizarlos fácilmente cuando sea necesario!

2. No restringirse a un formato de contenido para microlearning.

La mayoría de los proveedores de herramientas de autoría promocionan sus productos para proyectarse como los mejores del mercado para crear microlearning. Existen varios recursos que podemos utilizar de manera efectiva en nuestras iniciativas de microlearning.

Un correo electrónico diario de “cosas que hacer” y “cosas a evitar”, un vídeo semanal sobre mejores prácticas, un cuestionario gamificado quincenal con tablas de clasificación, o una presentación muy corta de diapositivas sobre las últimas actualizaciones de productos para el equipo de ventas son ejemplos de recursos que podemos utilizar como microlearning.

¿Por qué apegarse a un formato pudiendo usar vídeos, infografías, cuestionarios, encuestas, presentaciones de diapositivas e incluso correos electrónicos como recursos de microlearning?

Otra cuestión importante a tener en cuenta es aprovechar el conocimiento y la experiencia dentro de nuestra organización utilizando la curación de contenidos. Permitamos que nuestros alumnos participen en la creación y mejora de contenido a través de las capas sociales. Este contenido generado por los usuarios también podría ser de gran ayuda en la creación de contenido específico, y para aliviar algo de carga al equipo de Formación.

3. ¡No usar el microlearning para todo!

El microlearning no es una solución para todas las necesidades de aprendizaje de un alumno o una organización. Los otros modos de aprendizaje como la formación en el aula, los manuales, los cursos en línea, etc. seguirán siendo relevantes según las necesidades específicas de aprendizaje.

Entonces, ¿dónde usar el microlearning?

  • Refuerzo: Usemos micro fragmentos para las principales conclusiones de nuestra última formación en el aula.
  • Apoyo al rendimiento: Consejos prácticos rápidos y efectivos; los micro recursos son un poderoso apoyo al rendimiento para nuestros alumnos.
  • Actualizaciones de productos o políticas: los productos o políticas se actualizan con frecuencia, es difícil cambiar cursos completos. Podemos usar micro recursos para comunicar estos cambios. Puede resulta útil, por ejemplo, cuando nuestro equipo de ventas está esperando la actualización de un curso de formación sobre producto antes de comenzar a vender la última e innovadora actualización del producto.

Seguro que tendremos muchas ideas interesantes para utilizar el microlearning para una necesidad de aprendizaje específica, una vez que realicemos el análisis de las necesidades y los objetivos de rendimiento de nuestro alumnado.

4. ¡No entregar microlearning, sino transmitirlo!

Este es probablemente el consejo más importante. El aprendizaje tradicional centrado en el LMS requiere el empaquetado y entrega de aprendizaje. Por tanto, debemos prepararlo todo antes, porque una vez empaquetado, y sucede la mayoría de las veces, no hay forma de cambiar nada dentro del paquete. Y esto aumenta el tiempo de respuesta general para el desarrollo del aprendizaje hasta la entrega.

En microlearning, debemos crear recursos de aprendizaje y no cursos. Estos recursos se pueden poner a disposición de los alumnos cuando estén listos. Dejemos que los alumnos consuman lo que hayamos desarrollado y busquemos sus comentarios. Mejoremos los siguientes recursos en función de los comentarios y diseminémoslos tan pronto como sea posible.

Creemos un flujo constante de estos recursos de aprendizaje alineados con el viaje de un empleado en nuestra organización.

5. No olvidemos medir y mejorar.

Estoy usando deliberadamente la palabra “medir” en lugar de seguir la traza. La mayoría de las plataformas de aprendizaje se centran en el seguimiento de la actividad del alumno, como el tiempo dedicado, las puntuaciones obtenidas, los cursos completados, etc. Debemos centrarnos en medir el impacto del aprendizaje. ¿Qué ha cambiado? ¿Ha habido mejoras en el conocimiento, la productividad y el comportamiento? Necesitaremos información más detallada para mejorar nuestras iniciativas de aprendizaje de forma iterativa.

Ahora que tenemos nuestra estrategia de microlearning , podemos hacernos las siguientes preguntas para decidirnos por una plataforma de aprendizaje eficaz para nuestras iniciativas de microlearning:

  • ¿La plataforma de aprendizaje nos permite la flexibilidad y agilidad para crear y entregar microlearning?
  • ¿Dispone de funcionalidades sociales, y para la creación y curación de contenido?
  • ¿Nos permite etiquetar los recursos de aprendizaje para que puedan buscarse fácilmente?
  • ¿Va más allá del seguimiento de puntuaciones y nos ofrece información analítica?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sumedh Kasare

Product Manager y Estratega de Innovación de la premiada plataforma learningCloud, cuenta con más de 12 años de experiencia en el suministro de soluciones de aprendizaje en diversos ámbitos, que se extienden desde el académico hasta la aviación. Posgrado en estudios de Comunicación, le apasionan las estrategias de implicación de los alumnos. También es actor y director de cine independiente. Algunos de sus cortometrajes y obras de teatro han sido galardonados en festivales de cine y teatro nacionales e internacionales.